Qué son las SPAC y cómo me sirven para mi negocio

Compartir en email
Email
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en facebook
Facebook
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en telegram
Telegram

Una Special Purpose Acquisition Company (SPAC) o Empresa de Adquisición de Propósito Especial, es un polémico vehículo de inversión, pues son entidades que no tienen un plan comercial específico, cuyo modelo de negocio está centrado en participar en una fusión o en la adquisición de otras empresas. Son conocidas también como “compañías de cheque en blanco” (blank check companies).

Es prudente detenernos a comentar sobre el camino tradicional que debe seguirse para “salir al mercado” o “salir a bolsa”. Cuando una empresa ofrece por primera vez acciones al público en un mercado de valores se llama “Oferta Pública Inicial” (OPI); son muchas razones, la principal es levantar capital emitiendo acciones públicas para impulsar su crecimiento, ya sea para impulsar los negocios existentes o para la adquisición de otros. Una compañía que planea una OPI normalmente se prepara para ello con meses y a veces años de antelación. Esto se debe a que necesita cumplir con las estrictas reglas del mercado de valores en el que pretenda cotizar. 

Los siguientes seis puntos nos permitirán conocer más detalladamente a las SPAC:

  1. Este tipo de entidades pueden salir a cotizar en el mercado con la intención de recaudar capital para la potencial fusión o adquisición de una futura empresa o una start-up.
  2. Estos vehículos no suelen tener un historial operativo cuando salen a bolsa, pero suelen delinear un tiempo específico, típicamente dos años, en el que deben usar los ingresos recaudados en su OPI para adquirir o fusionarse con otra empresa. Este instrumento permite a la empresa listar sus acciones en el mercado de valores sin que esté obligada a realizar una OPI, ya que todo el proceso de salida se realizó al momento de lanzar la SPAC. En caso de que no se concrete la fusión o adquisición de la empresa target, el dinero será regresado a los inversionistas. 
  3. Las SPAC han existido durante décadas, pero solían dejarse como la última opción de una empresa para lanzar una OPI, recientemente se están haciendo populares, pues son impulsadas tanto por los inversionistas, como por las empresas target posibles que se sienten cada vez más cómodos con la forma en que funciona la economía de un SPAC, encontrándoles ventajas especialmente cuando la volatilidad o la incertidumbre son altas.
  4. En Estados Unidos estos instrumentos existen desde la década de los 90s, pero retomaron auge bajo el estandarte ‘antiestablishment’ que portaron recientemente las firmas tecnológicas al oponerse a seguir el camino tradicional y lleno de intermediarios financieros de una OPI. Un ejemplo es la empresa de turismo espacial de Richard Branson, Virgin Galactic Holdings Inc, la cual salió a cotizar públicamente en el NYSE el año pasado a través de una SPAC.
  5. La primera SPAC emitida en la BMV de la que se tiene conocimiento fue en agosto de 2017 por Vista Oil & Gas S.A.B. de C.V. (Vista Oil & Gas), patrocinado por Riverstone. La segunda fue emitida por Promecap Acquisition Company, S.A.B. de C.V. (Promecap), el objetivo de este vehículo era invertir recursos en empresas familiares, private equities y empresas públicas dedicadas a sectores de alto crecimiento. El 14 de marzo del 2020 anunciaron la adquisición de Acosta Verde (dedicada al sector inmobiliario comercial). La última fue la de la compañía Betterware de Mexico S.A. de C.V. que anunció que había completado su fusión de negocios con DD3 Acquisition Corp. y se convirtió en la primera empresa mexicana en cotizar directamente en la Bolsa de Valores NASDAQ a través de una SPAC. A diferencia de Vista y Promecap, Betterware ha sido un gran éxito. 
  6. 2020 fue un excelente año para las SPAC a nivel mundial, con 248 salidas a bolsa y con un monto levantado de 83.3 mdd, comparado contra las 59 emisiones y los 13.6 mdd levantados en 2019. La tendencia es muy optimista, pues a la mitad de 2021 se han realizado 206 emisiones con una colocación total de 64,.4 mdd, siendo Estados Unidos uno de los mercados dominantes.

Podemos concluir que el cada día más desafiante entorno de los negocios, obliga a la búsqueda de rutas alternativas que sacudan el camino tradicional para acceder al mercado de valores, las SPAC representan una atractiva opción para las empresas que busquen cotizar en bolsa, pues requieren menos tiempo y documentación, generándoles menor incertidumbre que una OPI. Las voces críticas temen que las empresas que cotizan a través de una SPAC no reciben el mismo escrutinio que las salidas a bolsa tradicionales, lo que genera riesgos para los inversores. Para la reflexión…

Mtro. José Luis Rodríguez

Integrante de la Comisión de Apoyo al Ejercicio Independiente del Colegio de Contadores Públicos de México

También lee: ¿Tienes una plataforma digital? Esto debes saber sobre impuestos