Buscan emprendedores verdes crecer con ayuda de organización alemana

Compartir en email
Email
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en facebook
Facebook
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en telegram
Telegram

Fortalecer la recuperación económica causada por las afectaciones de la pandemia en zonas y comunidades vulnerables en un contexto verde es una de las iniciativas de la Cooperación Alemana al Desarrollo Sustentable (GIZ).

Bajo ese eje, la organización impulsa proyectos de emprendedores mexicanos enfocados en acciones que contribuyan a la adaptación a la crisis climática, la conservación de los ecosistemas y la preservación del patrimonio biocultural.

Te puede interesar: Afores implementarán criterios “verdes” al invertir a partir de 2022

Además, pretende robustecer la cooperación alemana en materia de financiamiento verde para programas de la Alianza Mexicana Alemana de Cambio Climático III y el proyecto Conservación de la Biodiversidad en el Eje Neovolcánico.

Una organización alemana apoyará a diversos proyectos sustentables en México a fin de impulsar la economía verde.

Paulina Campos, directora del Programa de Biodiversidad de la GIZ señaló que en conjunto con la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales, el Instituto Nacional de Ecología y Cambio Climático y la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas lanzaron un concurso para consolidar el emprendimiento socioambiental.

El proceso de recepción, análisis y selección inició en 2020 y durante un año llegaron más de 320 proyectos, pero sólo nueve emprendimientos pasaron a la fase final porque cumplieron con todos los requisitos.

Explicó que entre los que destacan la constitución legal, ingresos mínimos de 70 mil pesos al año y actividades referentes a la agricultura o gestión forestal, acuacultura, turismo sostenible y artesanías, y lo más importante, se ubican en áreas naturales protegidas o zonas de influencia con objetivos ambientales y beneficios sociales.

Te puede interesar: Hidrógeno verde, ¿la nueva apuesta de España?

Campos destacó que esos nueve emprendimientos, ubicados en Guerrero, Oaxaca, Chiapas, Estado de México, Michoacán, Morelos y Quintana Roo, podrán tener acceso a apoyo técnico para consolidar el esquema de negocio, definir potencial y buscar alianzas con actores clave que les permita continuar con el trabajo en este tiempo de pandemia y puedan acercarse a inversionistas de impacto.

Gabriela Niño, asesora de Conservación de la Biodiversidad en el Eje Neovolcánico de la GIZ, agregó que el proyecto estuvo apoyado por expertos para mejorar y madurar los emprendimientos en sus modelos de negocio.

Una organización alemana apoyará a diversos proyectos sustentables en México a fin de impulsar la economía verde.

Destacó que es necesario definir unidades económicas, grupos objetivo o consumidores, entre otros, para así poderlos ubicar en algún mecanismo de financiamiento y continúen desarrollándose en las áreas naturales protegidas y sus zonas de influencia.

Los emprendimientos, añadió Campos, tienen temas variados, como el que se desarrolla en la Reserva de la Biosfera Mariposa Monarca, el cual busca “promover ingresos alternativos para las comunidades a través de la producción de trucha y ofertar productos como alimentos y servicios turísticos y así también cuidar esta área protegida”.

Otro de los emprendimientos se ubica en Cozumel, el cual es un kit para construir huertos urbanos que sirve para que las personas puedan producir sus propios alimentos, pero además, sean capaces de generar abono para así lograr una economía circular en la reducción de residuos sólidos, dijo Campos en entrevista con el diario Excélsior.

De acuerdo con Niño, el trabajo de la GIZ se consolida al llegar a la Rueda de Negocios para los emprendimientos socioambientales en el contexto poscovid, que hoy se realiza de manera virtual, para crear las sinergias entre los proyectos y los potenciales socios comerciales, capacitadores técnicos e inversionistas en el contexto de la recuperación verde.

JGR