Califica la ASF a CFE como no rentable ni competitiva

Califica la ASF a CFE como no rentable ni competitiva

Compartir
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

De acuerdo con un estudio realizado por la Auditoría Superior de la Federación (ASF) sobre la actividad  en 2019, de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), señaló que la empresa no es ni rentable ni generó valor económico para el Estado.

En el Informe del Resultado de la Fiscalización Superior de la Cuenta Pública 2019 detallan que los subsidios dados por la CFE para abaratar la electricidad en el sector doméstico y agrícola, unidos a sus tarifas poco competitivas, al envejecimiento de su estructura y a la mala gobernanza, provocaron que la empresa no fuera rentable ni competitivo el año pasado.

Te puede interesar: CFE al borde del colapso por culpa de AMLO y sus asesores

“La CFE no fue rentable y continuó con un valor económico agregado negativo en su operación; no cumplió sus metas de generación de energía y se observó un deterioro en la operación de las EPS, que provocó que la participación de CFE en el Mercado Eléctrico Mayorista disminuyera al pasar de 48.6 por ciento en 2018 a 47.1 por ciento en 2019”, determinó. 

De acuerdo con un estudio realizado por la Auditoría Superior de la Federación (ASF) sobre la actividad  en 2019, de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), señaló que la empresa no es ni rentable ni generó valor económico para el Estado.

Aunque contó con buen nivel de liquidez y prestó servicio eléctrico a 44.5 millones de usuarios, la CFE aumentó su endeudamiento y disminuyó su rentabilidad, al mismo tiempo que mostró un mal comportamiento en los tests para conocer sus posibilidades de quiebra, debido a que sus “resultados financieros no son los óptimos para considerarse una empresa con solidez financiera”.

El año pasado CFE Corporativo ejerció 37 mil 991 millones 148 pesos en 314 proyectos, pero según con la ASF se encontró que en dichos proyectos la CFE no acreditó disponer de evaluación financiera y económica de estos, que incluyera el valor presente neto y la tasa interna de retorno esperados y actualizados en cada uno de estos. 

La Auditoría también detectó que la CFE vendió la electricidad a precios inferiores a los de su generación, lo que provocó pérdidas por 61 mil 477 millones de pesos, lo que a su vez generó que las empresas privadas se beneficiaran porque tuvieron costos de producción más bajos.

De igual forma, en el estudio aseguran que “en general los costos de las empresas públicas subsidiarias de la CFE no son competitivos respecto de los costos de los productores externos de energía”.

Seguir leyendo: Critican a AMLO por repudiar energías renovables, pero apoya rescate de Pemex y CFE

La Auditoría Superior de la Federación, que es un órgano técnico especializado de la Cámara de Diputados dotado de autonomía técnica y de gestión, lo desmintió al afirmar que los “contratos legados tienen como finalidad minimizar los costos de suministro básico”.

El coste más bajo en el kWh lo consiguió la subsidiaria de la CFE Generación V, la cual incluyó la energía procedente de las 32 centrales de los productores privados, con un costo promedio ponderado de 0.82 pesos por kWh.

La auditoría también recogió la renegociación de cinco contratos de alquiler de gaseoductos con empresas privadas, que según el Gobierno debían implicar a la CFE un ahorro de 4 mil 500 millones de dólares hasta 2025.

Artículos relacionados

hola