Avanza automatización en sector de logística

Compartir en email
Email
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en facebook
Facebook
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en telegram
Telegram

En la actualidad los sistemas de de empaque y logística deben afrontar una era de cambios acelerados, en los que la flexibilidad y la resiliencia juegan un papel importante para su futuro.

Durante un panel de expertos organizado por ABB en el que participaron Marc Segura, director del Segmento de Consumo y Robótica de Servicios;  Verónica Pascual Boé, directora general de ASTI Mobile Robotics Group; y  Bart van Dijk, socio de A.T Kearney, se destacó la movilidad que ha presentado el sector por diversos factores.

La pandemia y otros factores aceleraron la automatización de los sistemas de embalaje.

Te puede interesar: Impulsa ABB la inversión y el desarrollo sostenible en Nuevo León

Durante el evento PackLog.Now, consideraron que la pandemia de Covid-19  fue un parteaguas en la aceleración de procesos, pues ante la falta de personal, debido a los confinamientos, así como el auge de la distribución omnicanal y el crecimiento del comercio electrónico.

Los panelistas coincidieron en que la industria logística dependerá cada vez más de la automatización de los procesos, esto para poder satisfacer las nuevas necesidades del sector del empaque y distribución.

La automatización flexible es un nuevo sistema de producción basado en el uso de robots industriales,  el cual es capaz de hacer cambios de forma rápida el tipo de producción.

Para ello, el uso de robots colaborativos será de singular importancia, pues además de agilizar los procesos, se obtendrán importantes beneficios para el sector, el cual se encuentra en franco crecimiento. 

Te puede interesar: Esta es la nueva generación de cobots ABB para acelerar la automatización industrial

La pandemia y otros factores aceleraron la automatización de los sistemas de embalaje.

Esto busca ayudar a los sectores de fabricación, comercio minorista y logística, los cuales se enfrentan a varias tendencias disruptivas que exigen un nuevo enfoque en la forma en que se producen y distribuyen los bienes.

Además se aplica sobre todo en la creciente expectativa de los consumidores, por los bienes producidos, empaquetados y entregados según sus requisitos personales, demandando nuevas tecnologías flexibles capaces de manejar procesos de bajo volumen, alta mezcla y tamaño de lote uno.

JGR