Anunciantes comienzan a cansarse de los influencers

Compartir en email
Email
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en facebook
Facebook
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en telegram
Telegram

La palabra influencer significa influenciador, es decir, aquel que influye en las decisiones o comportamientos sobre otras personas. 

En la actualidad, los influencers son una fuente de mercadotecnia para las marcas ya que logran tener presencia y credibilidad en redes sociales. Sin embargo llegan a ser de doble filo, ya que muchas de estas personalidades creen tener el poder de exigir productos gratuitos gracias a la cantidad de seguidores que tienen en sus cuentas. 

A continuación te mostraremos 5 casos de influences que fueron vetados

1. Joe Nicchi, el dueño del foodtruck de helados CVT Soft Serve, decidió aplicar una nueva política radical “Ahora, los influences deben pagar doble que los clientes normales si quieren comprar aquí”, después de verse inundado por solicitudes de influencers que piden productos gratis a cambio de publicidad.

Anunciantes comienzan a cansarse de los influencers

2. Frankie y Laura, los dueños de la empresa “Betrothed & Co”, expusieron en sus redes sociales a una influencers que quería obtener gratis servicios de fotografía y video para su boda a cambio de difusión en sus redes sociales. La influencer además quería ofrecer un descuento del 25% sus 55 mil seguidores. 

Anunciantes comienzan a cansarse de los influencers

3. La empresa australiana Glow Dreaming Sleep, se dedica a fabricar lámparas de noche y hace poco reveló que sus ventas han subido un 15% desde que dejaron de usar los servicios de influencers. 

Anunciantes comienzan a cansarse de los influencers

4. El año pasado, los propietarios del “The White Moose Cafe”, en Dublín, compartieron a través de sus redes sociales, el pedido de una influencer que quería una habitación gratis en su hotel a cambio de publicidad. 

En respuesta a esta solicitud, los dueños decidieron vetar el ingreso a todos los vlogeros a su negocio. 

5. Gianluca Casaccia, propietario del club “White Banana Beach Club”, publicó a través de un post en Facebook, en el que pedía a los influencers que dejaran de contactarlo para ofrecerle colaboraciones. 

“Nos gustaría sugerirle que pruebe otra forma de comer, beber o dormir gratis. O intente realmente trabajar”.

Anunciantes comienzan a cansarse de los influencers