¿Qué pasaría si durante la contingencia Zara abre sus tiendas?

En la primera fase de la desescalada por la pandemia del coronavirus (Covid-19), Grupo Inditex, dueño de la marca Zara, abrió de nuevo sus tiendas en España, de menos de 400 metros cuadrados, como parte de un programa piloto.

Fueron semanas en las que la actividad económica se pudrió, como el tamal de doña Chona, por el confinamiento social a causa de la pandemia que nos agarró como al Tigre de Santa Julia: de sorpresa.

Ante la apertura de las tiendas, los gachupines no tardaron en hacer fila para vaciar sus carteras y adquirir prendas al último grito de la moda, sin importar las 26,744 muertes registradas hasta la fecha.

Esto nos hace pensar, ¿qué pasaría si Zara decidiera abrir sus tiendas en México en medio de la pandemia?.

Las primeras apuntadas serían las señoras copetonas, clasemedieras, de colonias fifís, haciendo fila como para las tortillas. Buscarían el atuendo ‘chic’ de ‘animal print’ para sentirse como jaguaras (sic) empoderadas, leonas domadoras o víboras soberbias, para pasar las tardes de confinamiento a gusto, con una copita de champán en la mano y sentaditas en la sala cuidando a sus perrijos. 

Qué decir de los millennials, quienes sorbiendo su cafecito de Starbucks, correrían por sus chanclitas neohippies, sus camisas vintage floreadas retro Magnum y unas buenas bermudas color mamey o azul pastel, para el ajuar fresco pero ‘in’. Ya, envestidos y emperifollados, estarán listos para sacarle callo a la mano y no por lo que están pensando, si no por tanto jugar su Xbox One.

Definitivo, otro sector de la población dispuesto a rifarse la vida por ir las tiendas, serían las mamás, quienes derrocharían la tanda completita para vestir a sus bendiciones de pies a cabeza, aprovechando que en próximos días llegan los “ofertones” del Hot Sale. Además, así les daría gusto tomarse la selfie con sus chamacos y poner:  #PorqueMadresLuchonas. 

En pocas palabras, si Zara reabre sus tiendas, los mexicanos se pasarían por el arco del triunfo la contingencia por la Fase 3 y se dejarían ir, cual gorda en tobogán y sin frenos, con tal de zafarse del cautiverio por lo menos unos instantes. Pues como dice la canción: “antes [email protected] que [email protected]”.

Compartir

Share on whatsapp
WhatsApp
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Artículos relacionados