Panditas radioactivos le brindan superpoderes a los mexicanos

Tras realizar varios estudios científicos en los laboratorios del Dr. Víctor von Doom, se determinó que hay un elemento nuevo en la naturaleza, tan raro que se presume que proviene del espacio exterior. Los científicos lo bautizaron con el nombre de “panditanium” porque se encuentra concentrado, en su mayoría, en las golosinas llamadas Panditas.

Este elemento, desconocido hasta ahora, por generaciones ha conseguido alimentar los poderes de grandes paladines de la justicia en nuestro país, como Kalimán, el Chapulín Colorado, quien lo confundió con “chiquitolina”… denme un segundo para pensar… ah, sí y también a los PemeX-Men.

Resultado de imagen para pemex men
Los famosos PemeX-Men.

Hay expedientes confidenciales en los que se dio a conocer que el científico e investigador estadounidense, el Dr. Bruce Banner, tras una visita a Tijuana, obtuvo una caja con las preciadas golosinas radioactivas. Experimentó al irradiar un pandita verde con rayos gamma y al no tener resultados visibles, simplemente se lo comió. Minutos después, en un ataque de ira, se convirtió en Hulk.

Otro grupo de científicos, entre quienes se encuentran los doctores en ciencia Otto Octavius, Curtis Connors y Reed Richards, dirigidos por el empresario e inventor Anthony Edward Stark, crearon una fundación para ayudar a todas aquellas personas que ya no desean tener superpoderes al ingerir panditas, como el caso del alemán Johann Schmidt, quien tras comer un pandita rojo se hizo tan fan que se volvió loco y se compró una máscara de cráneo rojo que nunca se quita, ahora todos lo llaman Red Skull.

En México, el profesor Jirafales, el doctor Chunga y su asistente Yu Li, dirigen un estudio conductual del comportamiento de los niños con poderes, gracias al consumo de “panditanium”, y consideran solicitar la beca Charles Xavier, con la finalidad de fundar una escuela para niños superdotados en las inmediaciones donde se tenía pensado instalar el nuevo aeropuerto de la Ciudad de México, en Texcoco.

Compartir

Share on whatsapp
WhatsApp
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Artículos relacionados