Los restos del “Rey del Pisto” finalmente llegaron a México

Luego de dimes y diretes entre los primeros hijos de José José con la pinshi Sarita, por fin lograron traer el cuerpo, bueno la mitad de las cenizas, porque las cubanas arpías (Sara madre y Sara hija), así lo hicieron… esto ¡la neta es una telenovela!

Bueno, bueno se logró traer la micha de los restos de nuestro amado “Rey del Pisto”, todo por obra de nuestra cabecita blanca, nuestro Presi y de su carnal Marcelo, quienes tan amablemente intercedieron para que los buitres no se salieran con la suya.

Tanto así que AMLO prestó una nave, y no fue el avión presidencial, que tanto trabajo le ha costado vender y que ni el mismo Trump quiere comprar. Fue en un avión de la Fuerza Área Mexicana donde se transportaron los restos del cantante mexicano procedentes de Miami al Aeropuerto de la Ciudad de México.

Apenas pisó tierra azteca y los mexicanos porque así somos lo recibimos con las caguamas abiertas, digo con los brazos abiertos como el se los merecía, no como el pinchurriento homenaje que le hicieron en Miami y donde se dice que ni las cenizas estaban… ¡Sarita te odio!

De inmediato los “Legionarios del Pisto” armaron la vaca para comprar botellas y botellas de Bacardí, Coca- Colas, vasos fiesteros y hielitos, pues la ruta por donde pasaría José José iba a estar larga.

Bellas Artes, la Basílica de Guadalupe, el Parque de la China y el Panteón Francés fueron los lugares donde la banda se juntó para corear a todo pulmón “El Triste”.

Los mexicanos nos pintamos solos para despedir a amigo, más al “Príncipe”, que decir príncipe es el “Rey de la Canción” y responsable de nuestras más grandes pedas a causa del mal de amores.

Compartir

Share on whatsapp
WhatsApp
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Artículos relacionados