Clausuran expendedores de cigarros en colonias de la CDMX

Así como lo leen. Si son vecinos de las colonias Polanco, Roma, Condesa y Del Valle, en la CDMX, cuando vayan a su tiendita de conveniencia favorita en busca de taquitos de humo (cigarros), encontrarán una espantosa equis, formada de cintas amarillas en las que leerán la frase: #EligeElCambio.

Recibimos reportes de los vecinos de la colonia Del Valle, quienes se quejaron que al acudir a uno de estos negocios y se encontraron con los expendedores de cigarros bloqueados con esta cinta. Por supuesto que de inmediato le preguntaron a la vendedora de qué se trataba el asunto, a lo que ella simplemente les obsequió un encendedor con el lema: «Si no consumes, no empieces. Si ya lo haces, ¡déjalo! Si ya lo haces y no lo quieres dejarlo, cambia a mejores alternativas». La vendedora remató con una pregunta: «¿Ustedes elegirán el cambio?».

Lessen Tierro, un turista octagenario y empresario, quien rentó un depa por la zona, comentó que le intrigaba todo ese asunto con los cigarros en la Ciudad de México, ya que en sus años mozos no existía nada de esas disruptivas formas de manifestarse.

CLAUSURAN EXPENDEDORES CIGARROS COLONIAS CDMX

«Cuando era joven, venía al Distrito Federal y no existían nada de estas cosas. Si querías fumar comprabas tu cajetilla y ya. No que ahora vengo a la «4T» y salen con su chistecito con esas cintas amarillas. Eso es inaudito. Este… ¿qué te estaba diciendo? Ah, sí, ¡quiero mi cocol! ─aclaramos que padece de Alzheimer─ y mi chocolatito calentito», comentó Tierro.

Nuestras antenitas de vinil nos informan que se filtró una lista de quienes están detrás de este «bloqueo» comercial de los cigarros:

  1. Philip Morris… Eso es todo.

Y es que esta empresa diseñó un sistema novedoso que cambiará por completo la industria. Se trata de IQOS, un producto de calentamiento de tabaco sin combustión, mismo que desean que los adultos fumadores conozcan, para que se den cuenta de que hay más alternativas menos dañinas que los cigarros tradicionales y de esta forma conseguir la meta de un «futuro sin humo». Pues, veamos de qué se trata y en qué termina toda esta iniciativa.

Ah, por cierto, si en verdad quieres tus cigarros, sí los podrás comprar.

Compartir

Share on whatsapp
WhatsApp
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Artículos relacionados